mercadoelectriconet.com.ar

 
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Planeamiento Energético Planeamiento Energético La Transición Energética y la Política de Desarrollo

La Transición Energética y la Política de Desarrollo

E-mail Imprimir PDF

d 

Por Diego Roger 

En este trabajo, el autor, Diego Roger, enhebra diferentes reflexiones que vinculan la transición energética con las políticas de desarrollo, que incluyen lo humano, lo social, lo industrial, la seguridad y lo territorial entre otros aspectos.

Señala la particular importancia de lo energético para el desarrollo de las sociedades en términos históricos, y la potencialidad de Argentina no solo por sus recursos, sino también por su acervo industrial y capacidades acumuladas para el desarrollo tecnológico.

A la vez de recordar como en el pasado Argentina supo desarrollar políticas a través de empresas como YPF, AyE, Hidronor etc., tendientes a la obtención de objetivos propuestos. De allí se desprende la necesidad de contar también con las herramientas empresarias eficaces para encarar los actuales desafíos.

PRIMERA PARTE: Fundamentos y Antecedentes 

CONTEXTO HISTÓRICO MUNDIAL: ENERGÍA, CAMBIO SOCIAL, DESARROLLO

La energía siempre ha sido el principal vector de desarrollo de la humanidad, por ende, su control y gestión es fundamental para el desarrollo.

Desde la Revolución industrial ese control se ejerce a partir del dominio del recurso, pero cada vez más, de la tecnologías y las infraestructuras.

Los países han solucionado esto de diversas maneras, pero en lo fundamental siempre ha sido el estado el que ha marcado el rumbo y dado el impulso a los procesos de cambio en el sector energético.

El proceso de transición energética en curso exige el desarrollo de nuevas herramientas para dar respuesta a un proceso de cambio en el sistema energético que no tiene igual desde fines del Siglo XIX con la doble revolución de la electricidad y el petróleo. En esa ocasión los países pioneros lograron una transformación estructural positiva de la estructura de sus sociedades, pero los que se retrasaron, quedaron rezagados. En esta ocasión las apuestas son las mismas.

El proceso de desarrollo que llamamos industrialización puede ser llamado también, con justicia, transición hacia las energías no renovables. La introducción de las energías fósiles en el proceso de producción y reproducción social por la vía del desarrollo de tecnologías núcleo, paquetes tecnológicos e infraestructuras alrededor de las mismas, liberó un proceso de crecimiento exponencial.  

Los grandes ciclos de revoluciones tecnológicas se han asimilado así mismo, dentro de regímenes energéticos que han organizado la explotación de los recursos energéticos dominantes en la época a la vez que han brindado la base para saltos en el desarrollo. 

LA RELACIÓN ENERGÍA - DESARROLLO: CAMBIO TECNOLÓGICO Y FÍSICA DE LA ENERGÍA

La conjunción entre la evolución del rendimiento termodinámico de las diferentes fuentes energéticas y el proceso de cambio tecnológico del capitalismo ha marcado el ritmo y los límites de la expansión de las formas de vida moderna, donde ha mayores grados de consumo y/o complejidad social se requieren más elevados niveles de energía, sobre todo en su TRE. La humanidad, al igual que todas las formas de vida, funciona expandiendo su complejidad a partir de la nivelación de gradientes, es decir, generando desorden en su entorno. La vía dilecta de ello, es la tecnología, pilar fundamental de su expansión como especie.

 

CONTEXTO HISTÓRICO NACIONAL: LA RESTRICCIÓN AL DESARROLLO Y LA

INCLUSIÓN EN ARGENTINA

Respecto de la energía Argentina tiene una restricción de largo plazo de oferta de energía primaria, que ha lastrado su proceso de desarrollo, y que se agravó a partir de las privatizaciones de la década de 1990.

Esto se expresa en el estancamiento del consumo de energía per cápita de los últimos 20 años, pero también, en la escalada de importaciones de energía de los últimos 10 años, que ha venido a agravar la restricción externa, con enormes impactos económicos, políticos y sociales. Como ejemplo, la importación sólo de gasoil ha representado en la última década U$S 24.400 millones.

Para romper con esta inercia es preciso impulsar el desarrollo endógeno de tecnologías que permitan acelerar de manera drástica y diversificar la oferta energética. Mejorar la calidad de vida de grandes cantidades de argentinos con NBI implica acceso a energía en el hogar y bienes que demanda energía.


ENERGÍA Y TECNOLOGÍA: ENTRE DESENCUENTROS Y DESTIEMPOS

El elemento central para garantizar los flujos de energía necesarios para el desarrollo es el manejo endógeno de las tecnologías para la prospección, producción, transformación, transporte y uso de la energía, ya que ellas son la verdades barrera, no los recursos. 

Para lograr esta política energética, industrial y científico tecnológica deben estar alineadas en pos de un objetivo común. Argentina ha invertido a lo largo de la última década cuantiosas sumas en subsidios a la energía, beneficios fiscales para el desarrollo energético y aportes no reembolsables para el desarrollo tecnológico en la energía. Los resultados han sido sumamente magros, al punto que, tomado como ejemplo a la energía renovable, la amplia mayoría de la capacidad instalada ha sido con tecnología importada y la totalidad con contratos dolarizados.

El caso de la energía eólica ha resultado paradigmático, donde la política ha reproducido el patrón de especialización primario exportador e importador de tecnología aun cuando el país posee capacidades tecnológicas. El comportamiento se explica por factores estructurales del sistema energético y por la dinámica general de largo plazo de la macroeconomía.

 EL FUTURO, LAS OPORTUNIDADES


DIBUJANDO LA CANCHA SIN ESTRATEGIA NO HAY RUMBO

La desconexión entre la política energética y la de industria desperdicia el poder de compra del Estado como herramienta de desarrollo Argentina no tiene una estrategia de desarrollo desde hace décadas, eso se expresa en la deriva y diáspora del sector energético, la desarticulación del sector de bienes de capital relacionado con la energía, y la decadencia del sector siderúrgico.

El proyecto político requiere una estrategia de desarrollo, y esta se apoya en la construcción de soberanía en los sectores estratégicos del país. La energía es uno de ellos, y su fundamento es el manejo de tecnologías.

CAMBIO TECNOLÓGICO, DESARROLLO Y TRANSICIÓN ENERGÉTICA PROSPECTIVA TECNOLÓGICA Y POTENCIAL DE DESARROLLO

Observado desde el punto de vista de los recursos, capacidades y las tendencias derivadas de la transición energética Argentina posee un conjunto de sectores que le brindan un gran punto de partida para utilizar a la política energética como palanca para el desarrollo industrial tecnológico, y por ende, En una política de transición energética que siga esa dirección, impulsada al ritmo de la marcha de la industria y la tecnología nacional, tienen lugar todos los recursos, ya que el gas como combustible de transición permite ayudar a la liberación de petróleo para exportación a la vez que se amplía el consumo energético de los sectores
más postergados de la sociedad.

El resultado de esta política es una revolución industrial tecnológica que transforma el perfil de empleo del país creando 1.000.000 de puestos industriales en 10 años.

PENSANDO CON NUEVOS PARADIGMAS
 
Si se mira por fuera de los hidrocarburos el país posee una enorme cantidad de recursos naturales renovables repartidos por todo el territorio. Esta diversidad permite pensar en una política energética que impulse el desarrollo territorial a partir de apoyar zonas de especialización energético tecnológicas. Esto se complementa con la existencia de algunos de los minerales estratégicos para la transición.

Como contracara de dicha diversidad aparece la complejidad de la gestión de una política de éste tipo, que exige contar con un actor con capacidad de acción nacional que desarrolle proveedores y socios estratégicos a lo largo de todo el país, aunando la función de desarrollo tecnológico, selección de tecnologías y creación de infraestructuras y centrales de generación con su correspondiente explotación.
 

 

Actualizado ( Jueves, 26 de Agosto de 2021 20:29 )  
Jornada
"La Energía Eléctrica y los Recursos"

13 de Diciembre de 2012
Ciudad de Buenos Aires

Jornada
"Energía Eléctrica e Industria Asociada"
Su articulación sustentable
15 de Junio de 2011
Ciudad de Buenos Aires

Actores-Asociaciones-Entes Reguladores-Proveedores


Organizada por la Revista Mercado Eléctrico
JORNADA "PRESENTE Y FUTURO DE LA ENERGÍA"
Viernes 6 de Noviembre de 2009
Regente Palace Hotel, Ciudad de Buenos Aires
BAJAR PRESENTACIONES


01 de julio 2004

JORNADA "El Abastecimiento del Gas
y la Electricidad "

"Se corre el riesgo de agotar reservas y transferir
renta al sector productor sin garantizar el abastecimiento futuro"

1º Diciembre 2004
CONGRESO "ENARSA y el Régimen de Servicios Públicos"

BAJAR PRESENTACIONES