CAMMESA retoma la compra de gas para centrales termoeléctricas a un precio muy inferior al del gobierno de Macri

Sábado, 18 de Enero de 2020 16:14 Martin
Imprimir

ber

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) retomó la compra de gas para abastecer las centrales termoeléctricas. De esta manera, logró un precio notoriamente inferior a lo que se pagaba con el gobierno de Macri.

Para reducir costos, el Gobierno Nacional derogó la resolución 70/18 que autorizaba a los generadores de energía a comprar por su cuenta el gas que queman en sus propias plantas.

La medida había sido tomada por la administración de Mauricio Macri, en noviembre de 2018, con el argumento de que ayudaría a bajar el precio del combustible porque los privados estaban en condiciones de aprovechar mejor las ventanas comerciales del mercado del gas.

La nueva normativa fue anunciada a través de la Resolución 12/2019, publicada en el Boletín Oficial y lleva la firma del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien ordenó que CAMMESA vuelva a comprar de modo centralizado el combustible lo que, según la estimación oficial, permitiría ahorrar entre 150 y 200 millones de dólares en 2020.

Cambiar el sistema administrativo obtuvo otros resultados. En lugar de que las centrales termoeléctricas compraran individualmente el gas necesario para generar electricidad, se decidió que fuera CAMMESA la que centralizara todas las compras, a través de una subasta.

El resultado de la subasta concretada el 27 de diciembre logró que CAMMESA comprara gas a un valor promedio ponderado de 1,8 dólares MMBTU. Incluso cerró operaciones a valores que algunos consideran debajo del costo de producción, como los 0,92 US$/MMBTU que ofertó y concretó YPF.

Para dimensionar lo que significó esta subasta, alcanza con saber que en el mismo período, pero en 2018, cuando Juan José Aranguren era Ministro de Energía, el valor pagado fue 4,89 dólares. No hay otra explicación más que el sobreprecio y el negociado a la hora de buscarle motivos esta diferencia del 170% en el precio de un commodity en la misma época del año.

COMPRAS CENTRALIZADAS

Al centralizarlo todo en CAMMESA, la ecuación fue bastante más favorable según se desprende de un informe del OETEC (Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo). Su director, Fedrico Bernal, consideró que es una "excelente primera medida que CAMMESA vuelva a hacerse cargo del abastecimiento de gas natural para las centrales termoeléctricas del país".

LA DIFERENCIA LA PONÍA EL USUARIO

Semejante diferencia de cotización no se logra explicar ni por factores estacionales ni tampoco alcanza con argumentar el exceso de oferta que se da en este año. "Está claro que esos valores estaban inflados, era una estafa, a cifras muy superiores en el gas convencional, que es mucho más barato", explicó Bernal.

Pero además, según Bernal, si hay exceso de oferta "es porque el consumo se desplomó, entonces las empresas lo colocan a un precio bajo".

Si bien admite que en el verano siempre sobra el gas, "durante la gestión anterior las empresas no lo podían bajar y había cierto control de parte del gobierno para que el precio no se desplomara tanto", señaló.

Eso y decir abiertamente que el gobierno anterior les cuidaba el negocio a las empresas no pareciera diferir demasiado. Sobre todo al tener en cuenta que la diferencia la ponía directamente el usuario con los “tarifazos”, tanto del gas como de la electricidad, que termina siendo un subproducto.

"El ENARGAS, presidido por Mauricio Roitman, avaló todo esto. Y avaló la unificación de precios por cuenca, la dolarización y la cartelización a lo largo de todo 2018 y 2019", explicó Bernal.

Por su parte, Antonio Pronsato, ex interventor del ENARGAS e integrante del OETEC, ratificó que los valores actuales "son los precios justos y razonables, y ponen en evidencia la estafa energética del “macrismo” que se basó siempre en un precio de referencia artificialmente alto, divorciado de los costos reales".

Los números parecieran avalar esa denuncia. "¿Por qué entonces los residenciales pagamos el gas alrededor de 4,5 US$/MMBTU en 2018 y por encima de 3,8 en 2019?", se preguntó Pronsato, señalando que "de golpe aparecen los precios justos y razonables ofertados por las productoras, con YPF ofreciendo millones de m3 a 1 US$/MMBTU y Pampa Energía a cerca de 1,4 US$/MMBTU".

¿LLUVIA DE DENUNCIAS?

Por esa razón, para ambos especialistas, no sería inoportuno que los usuarios residenciales, a través de sus organizaciones de defensa del consumidor, con todos estos datos y resultados deberían dedicarles a los ex funcionarios de energía de Macri "una lluvia de denuncias penales".

"Creemos que es responsabilidad de las actuales autoridades del Ministerio de Desarrollo Productivo presentar las denuncias correspondientes dirigidas a los ex funcionarios de la gestión anterior (Secretaría de Energía y ENARGAS), convocando a hacer lo propio a los defensores del Pueblo y a las organizaciones de defensa de los intereses de los usuarios y las usuarias, por defraudación, estafa y mal desempeño de los funcionarios públicos".

Bernal recurre al término "sinceramiento", muy utilizado por el “macrismo” a la hora de fundamentar los “tarifazos”. Pero ahora el director de OETEC lo hace en el sentido de que se debe sincerar el verdadero valor del precio de gas en boca de pozo, que es mucho más bajo que el que se pagó durante la gestión de Macri.

¿Si esto puede traer algún alivio o baja en las tarifas del gas o de la energía eléctrica durante la gestión que se inicia? Da la sensación de que no es imposible. "YPF ahora está jugando de otra manera, mucho más agresiva con los precios, porque antes no la dejaban, pero hora sí. Si esto se mantiene en las próximas subastas, es posible que se pueda trasladar en algún momento a las facturas", respondió Bernal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes/Foto: marcainformativa-minutouno-OETEC/Infogei

Actualizado ( Sábado, 18 de Enero de 2020 16:27 )